coche

Prepara tu coche de cara al Otoño

otoño coche

La llegada del otoño implica una serie de cambios de tipo ambiental que, lógicamente, afectan al coche. En este artículo damos cinco puntos clave a los que se debe prestar atención.

Neumáticos: revise su desgaste
En verano, las altas temperaturas que alcanza la calzada hacen que el desgaste de los neumáticos sea mayor. Por tanto, es fundamental que revisemos cómo han sobrevivido al periodo estival y cambiarlos si están maltrechos o tienen un dibujo inferior a 1,6 mm de profundidad.

Correas, abrazaderas y otras piezas del motor
Otra consecuencia de las altas temperaturas del verano se puede dar bajo el capó: correas, abrazaderas y otras piezas no metálicas que forman parte del motor se pueden deteriorar más fácilmente. Por tanto, debemos comprobar cuál es su estado.

Escobillas: doble atención a ellas
Por un lado, su goma también puede estar deteriorada por culpa del calor del verano. Y, por otro lado, se van a convertir en aliadas fundamentales contra las lluvias, que en otoño harán mayor acto de presencia. Debemos vigilar que no estén cuarteadas y que, a su paso por el parabrisas, no dejen rastro.

Luces: mucho más importantes en otoño
Otro de los fenómenos que caracteriza al otoño es la reducción de las horas de sol. Dicho de otra forma: sus luces serán mucho más necesarias ahora. Es necesario revisar su estado y compruebe que tras las lluvias, sus faros no se empañan. De lo contrario, se fundirán mucho más habitualmente.

Batería: la gran olvidada
Aunque el periodo de mayor sufrimiento para una batería es el invierno, en verano a menudo se produce algo muy perjudicial para ella: la falta de uso del coche. Si en los meses pasados ha tenido el vehículo mucho tiempo aparcado a causa de las vacaciones, puede que nos dé una sorpresa desagradable cuando vaya a arrancarlo. Recordemos que la vida media de éstas es de cinco años.

Volkswagen, nuevo campeón en Nürburgring

volkswagen-sportsclub-s

7:49:21. Este es el tiempo con el que el nuevo Volkswagen Sportsclub S ha marcado un nuevo record en Nürburgring, con Benny Leuchter al volante. Ha rebajado en más de un segundo el anterior récord para coches de tracción delantera, que estaba en manos del Honda Civic Type R (7:50:63) y también supera en más de 5 segundos los 7:54 que firmó el Renault Mégane RS 275 Trophy-R en el trazado alemán.

El Sportsclub S es un modelo de edición limitada de Volkswagen, que llega coincidiendo con el 40º aniversario del Volkswagen Golf GTI. Es el modelo de Volkswagen de producción más potente hasta el momento, con una nueva versión del motor 2.0 TSI que acumula 310 caballos, 20 más que los del Clubsport convencional y también por encima de los 300 caballos que tiene el Golf R. 20 caballos ganados a base de electrónica o un nuevo sistema de escape.

Volkswagen también ha querido ofrecer una transmisión manual reforzada para este coche que no solo ha ganado potencia, también ha adelgazado 30 kilos. Se ha prescindido de aislante, la batería es más ligera, la bandeja trasera ha pasado a la historia y para las estructuras de brazos y suspensiones se ha elegido el aluminio. Además, el Volkswagen Sportsclub S es biplaza, siguiendo la estela del Porsche 911 GT3 o del BMW M4 GTS.volkswagen-sportsclub-s-interior

Otra de las novedades de este modelo edición limitada, del que solo se producirán 400 unidades, es el cambio de la puesta a punto del chasis y la mejora de los frenos. En cuanto a los neumáticos, el fabricante de Wolfsburgo ha optado por los Michelin Pilot Sport Cup 2. Todos estos cambios dan como resultado un vehículo de 1.285 kg. Por fuera es bastante parecido al convencional, pero los asientos tipo bucket o el volante deportivo hacen que en el interior sea totalmente diferente.

Cómo detectar una avería por el color del humo

humoLa combustión del carburante en el motor forma gases, humos, que pueden tener un aspecto normal (transparente, o blanco y limpio, en general), o presentarse con cierta coloración. Esto puede dar señales de que está ocurriendo algo más que la simple combustión. El humo que sale por el tubo de escape del coche nos puede ayudar a averiguar si tenemos algunos problemas.

El color del humor que emite el escape puede ser síntoma del mal funcionamiento del motor. Estos son los colores que pueden indicar que algo falla debajo del capó.

Negro

El humo negro indica que se está quemando mucho combustible durante la combustión. Este problema aparece principalmente en los coches diésel, y suele tener que ver con un fallo en el filtro del aire, el regulador de la presión del combustible, los inyectores o los sensores de inyección.

Blanco

Si el humo blanco sale en pequeñas cantidades no deberíamos preocuparnos, ya que puede deberse a la condensación. Pero si el humo continúa saliendo denso y espeso transcurridos unos kilómetros, el problema es más grave, ya que se está quemando el refrigerante. Esto podría producir una avería complicada en la junta de culata o una grieta en el motor.

Azul

La humareda de tono azulado significa una cosa: que el coche está quemando aceite. Esto sucede cuando las piezas acumulan cierto desgaste, con lo que el aceite pasa al interior de la cámara de combustión. Si el problema es este, se notará también gracias al fuerte olor a aceite quemado. El humo azul podría significar también un problema en el soplado del turbo.

Gris

El más complicado de diagnosticar, ya que las causas pueden ser varias, como una fuga de aceite, un mal funcionamiento del PCV o un turbocompresor defectuoso.

Marrón

Del más complicado al más sencillo. El humo marrón aparece por la oxidación de gases, así que no pasa nada.

Encuentra tus recambios en Recambiosviaweb.

Tesla model 3, la revolución eléctrica llega a las carreteras.

tesla-model-3Hace unos días Elon Musk, presidente de Tesla, presentaba la nueva joya de la corona, el Tesla Model 3 con el que la empresa espera revolucionar el mercado de los coches eléctricos. Los expertos vaticinan que su llegada a las carreteras, prevista para finales de 2017, supondrá un cambio de ciclo para el sector, y por ahora los datos avalan esta predicción: en 48 horas hubo más de 200000 reservas.

Este Tesla Model 3 nace con el objetivo de ser una versión más económica que sus predecesores, y por tanto llegar a un público mayor. El precio de salida del modelo básico son 35000 dólares -algo menos de 31000 euros-; la mitad que el Tesla Model S, el sedán de lujo que se vende por 72000 dólares. Con todos los extra, el precio del Model 3 puede llegar a los 42000 dólares; y completa la gama Tesla junto al S y el Model X, el todoterreno.

Desde Tesla explican que su nuevo modelo es 100 % eléctrico, que acelera de 0 a 100 km/h en menos de 6 segundos y que tiene una autonomía de unos 350 km por carga. Precisamente la autonomía es uno de los grandes logros de Tesla con este modelo, y el anuncio ha hecho que sus competidores se pongan manos a la obra en busca de una autonomía superior. El Chevrolet Perno se queda en 320 km, y los de Renault-Nissan tienen una media de 200 km.

Aunque por fuera el Model 3 recuerda al S y al X, el interior es totalmente diferente. Destaca la pantalla táctil flotante sobre el salpicadero, que funciona como panel de control, inspirada en las de los astronautas. Pero pese a la expectación generada, el nuevo Tesla 3 tendrá el mismo gran problema que sus antecesores: la escasez de puntos de carga y concesionarios en todo el mundo.

Recambiosviaweb

Fallo en las luces traseras del coche

faros traserosEn nuestro vehículo, llevamos diferentes luces traseras: posición, freno, marcha atrás, intermitentes, antiniebla o las de la placa de matrícula. En algunos casos (cuando existe más de una luz, como las antiniebla o de marcha atrás), conducir sin ellas es considerado una falta leve, si falla alguna de las lámparas; pero está terminantemente prohibido circular con el coche, si ninguno de los dispositivos funciona.

Existen diversos motivos por los cuales las luces de un vehículo pueden dejar de funcionar. La lista que presentamos, a continuación, resume los principales fallos en la iluminación trasera del automóvil, así como las soluciones más eficaces para subsanarlos.

Faros rotos

Es el más evidente de todos. Tras un golpe o accidente, los faros del vehículo pueden estallar. La solución también es evidente, pues es necesario instalar unos faros nuevos.

Fusibles fundidos

Un fusible fundido causa que las bombillas dejen de funcionar. Un fusible fundido puede ser síntoma de otro tipo de problemas. Sin embargo, comprobar su estado es el primer paso. Tras observar en el manual del vehículo dónde está la caja de fusibles, y siempre con el arranque apagado, hay que localizar el fusible. Si la pieza metálica de su interior está intacta, significa que está bien. Si, por el contrario, parece fracturada, será necesario reponerlo

Cableado

El capó del maletero alberga el cableado del alumbrado trasero. Si algún cable está suelto, es necesario volver a conectarlo.

Bombillas

Si el fusible y cableado están bien, puede que las bombillas estén fundidas. Para conocer su estado, hay que desenroscar los pilotos del exterior y comprobar su estado, del mismo modo que con las bombillas caseras, mirando si su filamento interno está roto.

Otros errores

Si los anteriores elementos están en buen estado, puede que el coche tenga un problema electrónico grave y deberá ser llevado de inmediato al taller.

Recambiosviaweb

Pérdida de aceite del coche: causas y soluciones

La pérdida de aceite de un vehículo es una de las averías más habituales. Puede tener mayor o menor gravedad en función de la cantidad de aceite perdida y del lugar de donde proceda la fuga pero, en cualquier caso, se deberá tomar medidas para evitar un mal mayor. El primer paso es revisar los niveles para comprobar qué cantidad de aceite ha perdido el vehículo, de manera que se pueda tener una primera idea del alcance o magnitud de la fuga.

Posibles causas de la pérdida de aceite del coche

aceiteEn primer lugar, lo más aconsejable es comprobar si el líquido que ha perdido el coche es realmente aceite. En algunas ocasiones, el charco que vemos en el suelo después de estacionar el vehículo puede deberse a la condensación de agua del aire acondicionado.

Si se descarta que sea agua u otro líquido que no sea aceite, habrá que preguntarse qué ha sucedido. Hay que tener en cuenta que los motivos por los que el automóvil puede perder aceite son diversos. Uno de ellos, quizás el menos preocupante, es que exista una holgura en alguna de las juntas, ya sea la junta de la tapa de balancines, la junta del tapón de llenado o el conducto de la varilla del aceite. No obstante, también es muy frecuente que el tornillo de vaciado delcárter esté deteriorado o mal ajustado.

En el caso de que el coche haya perdido mucho aceite, lo más aconsejable es avisar a la grúa para que lo trasladen a un taller. Es posible que el vehículo pueda circular, pero hacerlo con poco aceite puede dañar gravemente el motor.

Por último, si se comprueba que el nivel de aceite es aceptable a pesar de la fuga, se podrá llevar a un taller cercano para que arreglen el problema, que puede no llegar a ser muy grave si se solventa rápidamente.

Recambiosviaweb

Los problemas de un coche parado durante mucho tiempo

Aunque parezca un contrasentido, un coche parado durante mucho tiempo puede acabar teniendo numerosos problemas mecánicos debidos, precisamente, a la falta de actividad. Estar mucho tiempo sin circular ocasiona a los automóviles desgastes tanto o más importantes que los ocasionados por su uso diario.

Los principales problemas mecánicos

Un coche que permanezca mucho tiempo estacionado acabará deformando sus neumáticos por su propio peso y, además, es muy probable que tenga otros fallos mecánicos importantes. Así, los aros de los pistones del motor pueden engancharse y es muy probable que las juntas del motor se resequen y acaben provocando, incluso, fugas.

coche paradoLa inactividad en el motor también puede provocar daños en el circuito de refrigeración, especialmente en los manguitos y la bomba del agua. Se recomienda un lavado interno y purgado para evitar problemas graves.

Igualmente, un coche parado puede tener problemas en el sistema de frenos. Hay que tener en cuenta que el líquido debe cambiarse cada dos años y que también pueden oxidarse piezas del sistema.

Finalmente, hay que tener en cuenta que la caja de cambios y los diferenciales necesitan un mantenimiento de lubricación para mantenerse en buenas condiciones. Por lo tanto, la inactividad puede provocar su oxidación.

Consejos importantes

Al volver a poner en marcha un coche parado durante mucho tiempo hay que tener en cuenta ciertos elementos básicos. Revisar el nivel de aceite y de refrigerante, controlar posibles fugas de combustible y verificar el estado de las correas de distribución son cuestiones esenciales.

Una vez hecho esto, se recomienda arrancar el vehículo de manera progresiva, realizando intentos de menos de 5 segundos para evitar dañar el motor. Después, se mantendrá a ralentí unos minutos para no forzar ninguno de sus sistemas. Sobre todo, el conductor debe evitar acelerar y es necesario que se fije en posibles ruidos desconocidos durante la marcha.

El equipo de Recambiosviaweb

 

Como cambiar la bujía del coche

La bujíabujia de los coches es el elemento que genera esa chispa que inicia la combustión de la mezcla entre aire y gasolina en el interior de cada cilindro. Esta cuenta con distintos intervalos, en función del modelo, para ser cambiada, pero lo ideal es que el cambio se realice cada 60.000 kmDebe cambiarse todo el juego para generar la misma chispa.

Suele haber una bujía y, en ocasiones, dos por cada cilindro y cuenta con un electrodo que genera la chispa de arranque, una rosca, el cuerpo principal, aislante de calor y la alta tensión y la terminal superior, conectada a la bobina de encendido. Los pasos para cambiar la bujía correctamente son:

1. Con el coche frío, se desconecta el borne negativo de la batería. Después, se localiza el espacio destinado a las bujías, que puede estar a la vista en algunos modelos, pero, en otros, es necesario retirar el protector de plástico que cubre el motor.

2. Posteriormente, con unos guantes se tira del capuchón del cable de alta tensión para retirarlo y se limpia el orificio con un pequeño cepillo. No se debe tirar directamente del cable porque puede estropearse.

3. Acto seguido, se debe desatornillar la bujía y debe ser extraída con la ayuda de una carraca, una llave de bujía y un alargador. Tras esto, se debe comprobar que son iguales la vieja y nueva y se tapa el orificio con un trapo.

4. Se coloca en el alargador la nueva pieza y se atornilla al máximo con la mano, primero, ya que la carraca podría estropear la rosca y provocar una avería. Después, con la ayuda de la carraca, se termina de apretar la bujía de 90 y 120 grados más.

5. En último lugar, es momento de colocar nuevamente el cable de alta tensión y continuar con la siguiente bujía.

Equipo de Recambiosviaweb.

Mi coche no arranca: soluciones

Cuando el coche no arranca sin motivo aparente, puede deberse a diferentes factores relacionados con el sistema de encendido u otros problemas que, si bien no están asociados directamente con la puesta en marcha del coche, impiden esta acción. Un mantenimiento apropiado del vehículo reduce la probabilidad de que ocurra esta molesta incidencia para los conductores. A continuación, señalamos las posibles razones de por qué no arranca el coche y aportamos algunas soluciones.

El vehículo se ha quedado sin batería. Es muy común y puede deberse a una luz que se ha quedado encendida, o una de las puertas mal cerrada. Si se dispone de cables con pinzas, se puede recargar con la ayuda de otro coche, evitando así tener que llamar a la grúa. En caso que la bateria este averiada, deberemos buscar un recambio de la misma.

El coche tiene falta de combustible. En el caso de que se haya repostado recientemente, puede haber una fuga en el depósito debido a alguna rotura. Esto se comprueba mirando el suelo para ver si el vehículo pierde combustible.

El interruptor de encendido del sistema de arranque se ha roto e impide que el coche se ponga en marcha. Si no se percibe ningún ruido al accionar la llave, es muy probable que este interruptor se haya estropeado, por lo que la única solución es reemplazarlo en el taller.

Las bujías están deterioradas. Si el coche hace el intento de arranque pero se vuelve a parar al cabo de unos segundos, puede deberse a este problema. La sustitución de las bujías es una operación sencilla y la puede realizar el mismo conductor, lo que supondrá un ahorro económico.

El exceso de humedad en el sistema de encendido o las trabas en el relé de arranque pueden ser otras causas frecuentes. Una óptima puesta a punto cada 40.000 kilómetros evita, en gran medida, estas molestas averías.

Conducción optimizada

Poner en práctica una conducción optimizada de los coches tiene numerosas ventajas: se ahorra combustible, se desgastan menos los vehículos, se evitan accidentes y se preserva el medio ambiente.

Por lo tanto, vale la pena tener en cuenta una serie de consejos útiles para disminuir el consumo en la conducción. Cabe señalar que también influye si el coche funciona con gasolina o diésel. Se trata, por otra parte, de recomendaciones que cuentan con el crédito de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC).

En primer lugar, hay que mantener los pies alejados de los pedales, salvo en la presión a fondo del embrague. La primera marcha, por su parte, se habrá de utilizar, básicamente, para arrancar y aparcar. Respecto a los cambios de marchas, el velocímetro constituye un indicador válido para efectuarlos: tercera a partir de 30 km/h, cuarta a partir de 40 km/h y quinta a partir de 50 km/h. Además, hay que tener claro que se puede circular perfectamente por ciudad con la quinta marcha, siempre que se haga a punta de gas y velocidad sostenida.

Evitar frenazos y acelerones en la circulación también resulta fundamental. La concentración en la carretera servirá para anticiparse y poder frenar con la inercia del vehículo. Dejar de acelerar con la marcha seleccionada también permite rebajar el consumo de la frenada a cero. Por otro lado, una forma de frenar suavemente consiste en apartar el pie del acelerador, cuando se prevea una parada.

Apagar el motor, cuando un vehículo vaya a estar más de un minuto detenido, también se revela como una opción plausible para ahorrar combustible.

En líneas generales, conviene conducir con relajación, concentración y suavidad. De esta manera, la carga de combustible se rentabilizará y la conduccion sin brusquedades propiciará que se pueda alargar la vida útil del vehículo.