averiarse

¿Qué piezas del coche sufren más con el calor?

verano para tu cocheYa ha llegado el verano y el calor parece que aprieta más que nunca. Además, las previsiones para este año hablan de un verano todavía más cálido. Los coches, por tanto, sufrirán más. El coche no es inmune a las condiciones meteorológicas. Igual que las personas, sufre el frío y el calor y, para que una avería no arruine las vacaciones, hay que tener en cuenta que algunas piezas del coche acusan, especialmente, las altas temperaturas, así que necesitan una atención especial.

Por ejemplo, el motor. Hay que prestar atención al indicador. Al arrancar, estará en una posición baja, pero a los cinco o diez minutos deberá situarse en torno a los 90 grados, la temperatura ideal. Si el indicador llega a la zona roja, existe el riesgo de quemar el propulsor. Para liberar calor del motor, hay que poner al máximo la calefacción.

También los frenos sufren mucho en verano. Las pastillas se calientan antes y el calor ambiental hace que sea más difícil refrigerar los frenos, por lo que se corre peligro de sobrecalentamiento. El coche frenará menos, el líquido se acabará antes y los discos se pueden deformar. La electrónica y los limpiaparabrisas no se libran de los efectos del calor, así que conviene revisar esas piezas. En especial, antes de iniciar un viaje largo. Lo mismo se puede decir del aire acondicionado, básico para el confort del conductor y los ocupantes del vehículo.motor verano calor

Finalmente, están los efectos del calor sobre los neumáticos. Una circulación a alta velocidad, unida a unos termómetros disparados y las altas temperaturas del asfalto, aumentará el deterioro de las ruedas. Hay que tener en cuenta la presión, ya que una baja presión hará que la banda de rodadura se caliente más. Circular con los neumáticos en mal estado durante los meses más calurosos del año puede reducir su vida útil en un 15%.

El equipo de recambiosviaweb