amortiguadores

Sachs: fabricante de piezas y recambios

sachs-recambios-viawebSachs es un fabricante de piezas para automóviles alemán que pertenece al grupo ZF. Hace años se dedicaba a la producción de bicicletas, motores para motos y piezas sueltas (vehículos, ciclomotores y motos). Hoy en día, realiza componentes para la suspensión y el tren motriz, y su kit de embrague es de los mejores del mercado.

La empresa fue fundada en Schweinfurt en el año 1895, concretamente el día 1 de agosto. En sus inicios se dedicaba a las bicicletas, siendo en 1897 el lanzamiento de uno de sus productos con más éxito: la rueda libre para bicicletas.

En el año 1991, la empresa ya contaba con 7000 trabajadores, modificó su razón social para pasar a ser sociedad anónima en 1923 y decidió vender su división de bolas a la compañía SFK, pese a esto, continuó con su producción.

Tiempo después (1929 – 1996) pasó a la producción de motores de coches, motocicletas y bicicletas, además de recambios, como embragues y amortiguadores. Revolucionó el mercado de motocicletas en 1987 con el motor rotativo Wankel, y adquirió antes de 1980 varias empresas dedicadas a la fabricación de piezas de bicicleta ( Huret, Hércules, Rabeneick,entre otras).

Mannesmann Ag compró en 1987 casi la totalidad de sus valores y se renombró como Mannesmann Sachs AG en 1997. 


sachs-recambios-viawebYa en 2001, ZF Friedrichshafen AG adquiere la empresa y se transforma en ZF Sachs AG. En ese momento, SRAM Chicago compra la división de bicicleta, pasando a dedicarse únicamente a producir componentes de automóvil como los kit de embrague. En el año 2003, la compañía ya tiene presencia en 19 países con más de 16.000 empleados alcanzando unos ingresos superiores a los 2 millones de euros con sus ventas. 


En la actualidad, destaca por su calidad en los componentes que fabrica, siendo sus embragues y amortiguadores de los mejores que se pueden encontrar en el mercado.

El equipo de Recambiosviaweb.

Amortiguadores ¡Un seguro de vida¡

amortiguadores_montajeEl sistema de suspensión y más concretamente los amortiguadores, constituye una de las partes esenciales para la seguridad de los vehículos. Y es que no sólo son cruciales para mantener el control del coche en todo momento, sino también en situaciones críticas, como las frenadas de emergencia, donde deben asegurar que los neumáticos mantengan el contacto con la superficie del suelo.

¿Por qué son tan importantes?

Los amortiguadores son esenciales para el buen funcionamiento de los frenos, la dirección y los neumáticos del vehículo. Estos componentes están tan interconectados que sólo con el desgaste de una de sus piezas se puede comprometer seriamente la capacidad para controlar, detener o mantener la estabilidad del vehículo.

Frenos, neumáticos y amortiguadores

Unos amortiguadores en mal estado pueden permitir que se transfiera una cantidad excesiva de peso desde detrás hacia delante en el momento de frenar. Este desplazamiento de peso disminuye gravemente la eficacia del frenado en el eje trasero y también reduce la capacidad de los neumáticos para agarrarse al firme.

Leer más